Cuidado de la piel

Skinimalismo: Una rutina sencilla pero eficaz

skinimalismo

¿Piel cuidada y sana con pocos productos? Según el “skinimalismo” es posible conseguirlo. Descubre en qué consiste la tendencia beauty más grande de 2021, y cómo el hecho de despedirte de las rutinas de belleza interminables puede ser muy bueno para tu bolsillo, tu piel y el planeta.

¿Qué es el skinimalismo?

En pocas palabras, el skinimalismo se basa en seguir una rutina facial minimalista. Los hábitos de los consumidores han cambiado drásticamente durante el último año, y esto ha impulsado un cambio de conciencia en cuanto a lo que aplicamos sobre la piel, de dónde provienen los ingredientes que contienen nuestros productos preferidos y si realmente hace falta someternos a una rutina de belleza larga y compleja.

Seguro que más de un aficionado beauty se preguntará, pero ¿podemos conseguirlo sin quedarnos cortos? Por eso, vale la pena hacer hincapié en que este enfoque más minimalista de cómo cuidar la piel tiene varios planteamientos – Desde usar los productos adecuados y necesarios sin sobrecargar la piel ni generar carencias, hasta optar por productos multitasking o con envases sostenibles. Se trata de descubrir cuales son los cosméticos que realmente funcionan para ti, tu cuenta bancaria y el medio ambiente.

¿Por qué el skinimalismo es beneficioso para la piel?

La gran mayoría de nosotros seguimos una rutina de belleza con el objetivo de mejorar y mantener la piel más sana por más tiempo, pero eso no siempre se logra aplicando capa tras capa de productos. Aunque muchas veces surjan tendencias que nos hagan creer lo contrario, sobrecargar la piel de principios activos o seguir una rutina compleja y excesiva suele ser contraproducente, ya que a menudo provoca rojeces, irritación y en los peores casos, la barrera cutánea se debilita. Muchos de nosotros terminamos sobrehidratando nuestra piel o nos pasamos con el uso de los antioxidantes, que conlleva la acción contraria, pro-oxidante…en fin, nada bueno.

Al seguir una rutina de belleza más equilibrada e intuitiva, centrándote en lo que a mí me gusta llamar las 4 reglas de oro del cuidado de la piel: limpiar, tratar, hidratar y proteger – Evitas abrumar, sobreestimular y confundir tu piel. Aprende a escucharla y escoge principios activos en función de sus necesidades, en lugar de seguir las últimas tendencias beauty en las redes. Investiga tus marcas cosméticas preferidas, hazles preguntas y ve más allá de las palabras de marketing. La experiencia de un buen formulador es clave para que un producto esté correctamente formulado. Ellos saben cuales son los ingredientes que no interactúan bien, cuáles tienen funciones similares y cuáles trabajan en sinergia.

¿Cómo seguir una rutina de belleza minimalista?

En el 2012, poco después de lanzar Twelve Beauty, me di cuenta de que los consumidores no esperaban el tiempo suficiente para que funcionasen los cosméticos que estaban utilizando. De hecho, la mayoría cambiaba sus rutinas frenéticamente a diario (¡que no hace más que dejar la piel súper confundida!). Esto es una de las razones por las que siempre digo que el mejor cosmético es él que se adapta a tu piel, y que por supuesto no lo dejes de lado. Si quieres optar por una rutina más minimalista, recomiendo utilizar productos con diferentes funciones:

Purifying Cleansing Beauty Cream: Lo veo más como un producto restaurador ya que sus beneficios para la piel van mucho más allá de solo limpiar la piel

Rapid Eye Treatment: Se puede usar este contorno de ojos para calmar las zonas propensas al enrojecimiento, rosácea o irritación, como las mejillas o la nariz.

Clementine Cleansing Balm: Un limpiador a base de aceite que también funciona como una excelente mascarilla hidratante si lo dejas actuar 10 minutos antes de retirarlo con tu muselina Twelve.

firma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.