Cuidado de la piel

Piel seca: por qué el invierno la agrava y las ceramidas son su mejor abrigo

¿Qué pasa con el invierno que vuelve a la piel seca mustia y sin vida? Según algunos investigadores, el aire frío y seco, propio del invierno, hace que las capas más externas de las células se encojan. Por si fuera poco, se elimina su factor de hidratación natural, la barrera que protege las capas más profundas se debilita, haciendo que se evapore la humedad y el cuadro empeore.

La liberación de sustancias inflamatorias para compensar este desequilibrio, terminan causando pigmentación irregular y picazón. Por ello, se vuelve más susceptible al ataque de los elementos, siendo difícil repararla si el daño ha llegado lejos. Un cúmulo de despropósitos que se traduce en pieles ajadas, escamosas, agrietadas y sin tono.

Anatomía de la piel seca

Esta tipología de piel se suele mostrar opaca, apagada, sin vida y con poca elasticidad. Los poros se achican y, en ocasiones, puede desencadenar descamación y picor. Uno de los motivos que la causan es la falta de lípidos, y sin ellos, resulta complicado mantener las reservas de humedad. Pero, ¡ojo! No confundamos piel seca con deshidratada, son dos fenómenos epidérmicos bien distintos. La principal diferencia es que la seca carece de lípidos, mientras que la deshidratada, de agua.

Los factores ambientales la agravan: en entornos con poca humedad o muy fríos la piel se ve afectada. Los radicales libres (provenientes de la polución, los rayos ultravioleta o el humo del tabaco), agreden la barrera protectora y hacen que sea más difícil mantener la hidratación, esto provoca que se acelere el envejecimiento y aparezcan arrugas y líneas de expresión.

Sin ceramidas, no hay paraíso

La solución ineludible pasa por aportarles lo que más necesitan: ¡lípidos! Y aquí entran en juego las benditas ceramidas, abundantes en la bicapa lipídica de las membranas celulares y esos lípidos presentes en la unión intercelular, responsables de mantener la hidratación natural de la piel. El dato negativo: su producción disminuye con el paso del tiempo.

Para comprender su importancia, imaginemos que la estructura de la capa más externa de la piel (el estrato corneo) es similar a una pared de ladrillos y cemento, en la que los ladrillos son las células principales, y el cemento, los lípidos que los mantienen unidos. De esos lípidos, aproximadamente un 50% son ceramidas. Por ello, los productos cosméticos que las incluyen en su fórmula, tienen una acción suavizante y hacen la piel menos vulnerable a los factores externos que la alteran.

“Ya que nuestra piel sufre una multitud de agresiones diarias que puede afectar el funcionamiento de su barrera protectora a lo largo de nuestras vidas, soy de la opinión de que nunca es demasiado pronto (¡ni tarde!) para incorporar productos que contengan ceramidas o que mejoren la producción de estas, en nuestra rutina de belleza”, asegura Pedro Catalá, fundador de Twelve Beauty.

Intelligent Frontier Facial Oil, gracias a su potente mezcla de aceites vegetales insaponificables de girasol, germen de trigo, soja y oliva, cuenta con un porcentaje elevado de ceramidas, aportando una gran dosis de nutrición. Además de un alto poder reparador y regenerador haciendo que la estructura interna de la piel –sus cimientos– estén fuertes, sólidos y compactos.

Dry Skin Piel Seca

Sequedad, no solo es patrimonio del rostro

Porque la piel del cuerpo la suele sufrir más si cabe. Para esta compleja zona, un tratamiento top es Rewarding Body Balm, un verdadero chaleco salvavidas para las pieles más secas, dañadas y deshidratadas. No en vano, fue el primer producto desarrollado por Pedro Catalá para mimar las pieles sometidas a tratamientos oncológicos.

Entre sus potentes principios activos destacan el aceite de jojoba (con un 96% de ceramidas) y el de girasol, muy ricos en sustancias nutritivas. Escualeno vegetal (derivado del aceite de oliva), una sustancia oleosa fluida transparente que tiene una enorme afinidad natural con la piel, siendo uno de los componentes principales del sebo humano y la película hidrolipídica de la piel. O cera de grano Spent, muy rica en ácido linoleico, un ácido graso esencial imprescindible para la regeneración de la barrera epidérmica.

“Siempre formulo a un pH alrededor de 5, ya que en este nivel es cuando las enzimas responsables de producir ceramidas son más activas”, desvela Pedro. Esto nos asegura que este tesoro cosmético nos garantice nutrición y el aporte de sustancias clave para erradicar la sequedad de la piel.

Mix & Win, los pares que potencian los resultados

Si buscamos hacer más ricas y consistentes las rutinas de cuidado de la piel seca, aquí van algunas ideas que potenciarán los resultados: combinar unas gotas del milagroso Intelligent Frontier Facial Oil con Nutritive Repair Emulsion para el rostro. Desarrollada para reparar y restablecer la piel muy reactiva y seca, gracias a su exclusiva combinación de ingredientes ricos en ácidos grasos insaturados como el ácido linoleico y fitosteroles, esenciales para regenerar y fortalecer la barrera epidérmica.

A nivel corporal, un excelente perfect pair para combinar con Rewarding Body Balm es Jojoba Quench Body Serum aplicado en primer lugar. Una auténtica receta gourmet para reforzar el aporte de jojoba, uno de los aceites con más proporción de ceramidas, y así conseguir una piel más elástica, hidratada y súper nutrida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.