Cuidado de la piel

Mascarillas caseras para la cara

Mascarillas caseras para la cara

Como sabéis no soy un gran fan de los remedios realizados en casa debido a que algunos de los ingredientes utilizados (ya comentado en el post, “Los peligros de la belleza DIY”) pueden causar irritación, cambios de pH o favorecer la hiperpigmentación. Ahora bien con tanto tiempo entre manos podemos revisar algunos ingredientes que  funciona bien como mascarillas caseras para la cara, son fáciles de encontrar y son seguros de utilizar a las dosis recomendadas.

Mi única recomendación es preparar la cantidad necesaria para un solo uso así evitamos los problemas unidos a la conservación de nuestro preparado.

Para dar la consistencia adecuada nuestra mascarilla podemos recurrir a las siguientes bases: yogures, miel o incluso copos de avena (estos últimos seria mi base preferida)

Pieles Mixtas

Fresas (machacadas): Rica en taninos y ácidos tienen un efecto astringente. También poseen azucares y péptidos que son hidratantes.

Quínoa (ligeramente hervida): Rica en selenio, Vitamina B6 y zinc es una de las mejores mascarillas caseras para la cara si tienes la piel mixta con tendencia al acné.

Revitalizante

Pina (machacada): Es emoliente debido a su contenido en alfa-hidroxiácidos, aminoácidos y azucares. También contiene minerales que estimulan la síntesis de fibras de colágeno y elastina.

Azafrán: Los carotenoides responsables de su vibrante color también son ricos en crocina y crocetina, estas moléculas actúan como antioxidantes y funcionan muy bien en pieles estresadas.

Antioxidante

Albaricoque (machacado): Si tienes albaricoques secos, déjalos la noche anterior a remojo: Es rico en compuestos fenólicos y vitamina C lo cual se traduce en una notable actividad antioxidante. Reduce la perdida de agua tras-epidérmica debido a su contenido en carbohidratos.

Salvia: Su acido ursolico es altamente protector y reparador.

Hidratante

Brócoli (licuado): Los ácidos grasos que contiene se caracterizan por un efecto filmogeno sobre la piel, manteniéndola elástica e hidratada.

Remolacha (licuado): Hay numerosos estudios que avalan su efecto hidratante sobre las capas mas superficiales de la epidermis (estrato corneo).

Pieles sensibles

Repollo (licuado): Sus hojas son muy calmantes, de hecho antiguamente se utilizaba en cataplasmas antiinflamatorias.

Apio (licuado): La molécula responsable de su efecto calmante es un preciado antioxidante: la luteolina.

LA MEJOR MASCARILLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.