Cuidado de la piel

Jet-lagged skin, cómo el cambio horario puede afectar a la piel

jet-lag jet-lagged skin

Puede que hasta ahora pensaras que el síndrome denominado ‘jet-lag’, solo se producía cuando viajabas en avión cruzando distintas zonas horarias. Sin embargo, un hecho tan inocente como el cambio horario que marca el paso del otoño a la antesala del invierno, puede pasar factura a la piel. Esto ocurre porque nuestro reloj interno (el que sincroniza todo, desde cuando tenemos hambre hasta sueño), se interrumpe o altera.

“Este cambio de hora provoca que anochezca antes y nos levantemos, en la mayoría de casos, cuando todavía está oscuro”, aclara Pedro Catalá, fundador de Twelve Beauty. “Esto significa un desequilibrio en la secreción de serotonina y melatonina y, en consecuencia, una mayor sensación de cansancio que influye negativamente en el aspecto de la piel. El hecho de dormir mal, se traduce en mayores niveles de cortisol en la piel y esto acarrea problemas como tono apagado, líneas de expresión marcadas, piel más sensible y, en ciertos casos, acné”, concluye.

Y todo por una razón: el sueño es una etapa esencial para la belleza de la piel. Mientras dormimos, las células del cuerpo se regeneran, especialmente a nivel de la piel, por lo que si se altera la calidad del descanso, inevitablemente afectará a la piel. Por otro lado, los niveles de humedad pueden disminuir y también los de pH, por lo que la piel pierde tersura y se vuelve opaca y mustia.

¿Por qué los yoguis no sufren jet-lag?

Por una sencilla razón: meditan. Y meditan mucho. La meditación es una excelente herramienta para activar la glándula pineal, relacionada con el que denominan “tercer ojo” (según un concepto místico-esotérico, el ojo que ve más allá de lo evidente), la responsable de estimular la producción de melatonina, la hormona del sueño.

No en vano, un campo de investigación emergente denominado psico-dermatología (estudia la interacción entre la mente y la piel), está estudiando a fondo los efectos negativos que tienen las emociones y sus manifestaciones cutáneas, como psoriasis, eccema, acné y vitíligo (un trastorno de la pigmentación). Y ya hay conclusiones favorables que ponen de manifiesto que, incluir una rutina de meditación al día, puede ser beneficioso para calmar las emociones negativas y, con ello, solucionar muchos problemas cutáneos.

jet lagged skin

Por si fuera poco, las técnicas de respiración consciente que acompañan a la meditación, activa buena parte del oxígeno que llega a la piel, clave para impulsar la salud celular. Con ello, no solo se consigue la reparación celular de órganos y tejidos, sino prolongar la longevidad. Un verdadero booster interno que deja su huella en el exterior.

Remedios nutritivos: el antídoto cosmético

En cualquier caso, para evitar los efectos del jet-lag en la piel, anticiparse, es el mejor baluarte.  Hay unanimidad entre los expertos: un extra de hidratación es la clave. Por vía interna, por supuesto, pero también externa.

Cosméticos ricos en agua y que preserven los niveles de humedad interna, son cruciales en esta etapa. No nos cansaremos de recomendarlo, Ideal Moisture Level Serum es este sérum es capaz de mantener la humedad idónea en la piel creando una barrera invisible, combatiendo los efectos negativos del clima.

Otra buena opción: rociar la piel varias veces al día con brumas hidratantes y antioxidantes que aporten nutrientes, como Ultra Revitalising Elixir, excelente opción para mantener un pH saludable y fortalecer la barrera cutánea, al tiempo que calma las pieles frágiles y alteradas.

“Mi mejor recomendación en estos casos es Nutritive Repair Emulsion, que es calmante y un buen antídoto para la piel sometida a altos niveles de cortisol”, sugiere Pedro. Es un auténtico ‘cojín’ hidratante, calmante y reconfortante gracias a su exclusiva combinación de ingredientes ricos en ácidos grasos insaturados, como el ácido linoleico y fitosteroles, esenciales para regenerar y fortalecer la barrera epidérmica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.