Cuidado de la piel

Maskne: El acné de la mascarilla

Maskne: El acné de la mascarilla

Más que nueva normalidad, me gusta llamarle nueva realidad, ya que de “normalidad” tiene bien poco y es al uso continuo de mascarillas y otros equipos de protección al que dedico esta entrada del blog. Durante los últimos meses se han multiplicado la aparición (o empeoramiento en algunos casos de condiciones existentes) de rojeces, granos, espinillas, o lo que algunos ya han bautizado ‘maskne‘. Si eres uno de los que tiene la piel rebelde en este momento, sigue leyendo para saber como tratar y prevenir el acné de la mascarilla.

Conocido dentro del mundo de la medicina como ‘acné mecánico’ o ‘acné de fricción’, el ‘maskne’ es el resultado del continuo roce de la mascarilla con la piel (la temida fricción), unido al ambiente húmedo generado en el interior de ella. El hecho que nuestra cara no está acostumbrada al roce de tejidos y que el calor, el sudor y el aliento se quedan atrapados dentro de la mascarilla, no solamente genera un aumento de la secreción sebácea e hiperqueratinización, sino también provoca inflamación, pequeñas heridas y sequedad extrema. En pocas palabras, nuestra barrera cutánea se vuelve comprometida y débil.

Últimamente aquí en Twelve Beauty hemos observado un aumento en nuestro servicio de asesoría de la piel online gratuito, de personas cuyo rostro se ha vuelto muy reactivo a raíz de usar las mascarillas. Por eso, proponemos un cuidado facial “mask friendly”, pensado en contrastar los efectos adversos que tienen sobre nuestra piel y que esta quede menos vulnerable. (Ya que todo indica que las mascarillas han llegado aquí para quedarse).

Nuestra sugerencia para tener el maskne bajo control y poder decir adiós al acné de la mascarilla es de seguir la siguiente rutina (sobre todo por las noches):

Paso 1: Clementine Cleansing Balm. Un producto fantástico para eliminar los puntos negros (que se consideren como precursores del acné) y aportar una limpieza profunda a la piel. Los aceites que contiene tienen la capacidad de penetrar los poros de manera efectiva y derretir suavemente las impurezas que hay en el interior (células maduras, suciedad, contaminación, sebo oxidado, spf y restos de otros productos de belleza etc). Recomendamos dejarlo actuar entre 5 a 10 minutos para que la fórmula penetre en los poros y disuelva todas las impurezas, antes de retirarlo con tu muselina Twelve.

Paso 2: Aplicar Ideal Rebalancing Level Serum ya que su alto contenido en extracto de epilobio y polisacáridos vegetales ayuda a recuperar el equilibrio natural de la microbiota de la piel, inhibiendo las cepas malas, fomentando las bacterias buenas y creando una película protectora gracias al ácido hialurónico de alto peso molecular. 3 o 4 gotas de este serum serían suficientes para tratar toda la cara.

Paso 3: Por último, recuerda que la barrera protectora de la piel es hidrolipídica: Contiene agua y aceite. Por eso, recomendamos utilizar una crema hidratante correctamente formulada que contenga ambas sustancias, como Nutritive Repair Emulsion y potenciar sus efectos regenerativos aun más con añadirle unas gotas de Intelligent Frontier Facial Oil. Ambos productos ayudan a prevenir y calmar las rojeces, disminuyendo la sensibilidad cutánea, mientras el aceite cuenta con un alto poder reparador haciendo que la estructura interna de la piel, sus cimientos, estén fuertes, y menos vulnerables ante los factores externos.

Por último, destacamos la importancia de cambiar o lavar la mascarilla con frecuencia, reducir el estrés y recordar que la clave para una piel sana y equilibrada es seguir en una rutina facial adecuada de forma continua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.