Cuidado de la piel

Cómo afecta el cambio de estación a la piel

Cómo afecta el cambio de estación a la piel

Son muchos los efectos que producen el clima y el cambio de estación en nuestra piel. De hecho, junto con el estrés y la contaminación, es uno de los factores que tiene más influencia en la salud de nuestra epidermis. No importa si vives en una zona de clima suave o en una con las temporadas más marcadas, es ahora en ambos hemisferios donde también cambian las necesidades de nuestra piel. Descubre cómo afecta el cambio de estación a la piel

Muchas veces buscamos algún “factor” culpable al observar cambios en nuestra piel que, si la falta de horas de suena, rutinas que pueden resultar agresivas o difíciles de seguir o nuestro estilo de vida ligado al trabajo que realizamos. Todo es valido, sin embargo, si has notado la piel con más tirantez, irritadas o descamaciones durante un tiempo prolongado, es muy probable la causa sea otra – El cambio de estación y cómo afecta la piel.

¿Por qué (y cómo) cambia tu piel de una estación a otra?

Los cambios estacionales no se pueden detener, pero eso no significa que tu piel tenga que sufrir siempre las consecuencias de ellos. A continuación, desvelo cómo afecta el cambio de estación a la piel y comparto unos consejos para conseguir una piel sana y feliz, sea cual sea la temporada del año.

Si vives en el hemisferio sur:

O sea, de calor a frío (y sobre todo el de otoño a invierno) conlleva fluctuaciones rápidas del clima que afecta nuestra piel a medida que se vaya adaptando a la nueva época del año. Las bajadas de temperatura y humedad provocan una reducción en la cantidad de sebo y la transpiración que produce la piel. Como consecuencia, también se reduce el nivel de hidratación de la epidermis, haciendo que la piel se vuelve más seca y propensa a los agentes externos. Con el paso de los días la barrera de protección natural de la piel se ve cada vez más comprometida y empiezan a salir molestas cutáneas como picores, irritaciones e inflamaciones.

Si vives en el hemisferio norte:

Este paso del invierno a primavera puede llegar a ser complicado para la piel, sobre todo en el caso de la piel reactiva y/o atópica. A medida que el clima se vuelve más cálido y la humedad aumenta, la piel tiene que adaptarse una vez más. De la deshidratación provocada por el frío, pasamos a una ligera subida de temperaturas que provoca un aumento de grasa y esto puede provocar problemas de acné en los peores casos.

A todo esto, hay que considerar la aparición de alergias típicas en esta época del año con la floración.  De hecho, condiciones presentes suelen empeorar durante esta transición de estación, entre ellas están casos de eczemas, rosácea, irritaciones y dermatitis atópica.

¿Cómo reforzar tu piel para qué no le afecte el cambio de estación?

Limpieza delicada, que decir de este primer paso que define el resto de la rutina. Introducción de un serum cargado de antioxidantes. Incluir un aceite nutriente y reparador en nuestra rutina de noche y olvidarse de las texturas y centrarse más en ingredientes sobretodo humectantes, como el ácido hialurónico, glicerina y sodium pca.

signature

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.